<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1500086133623123&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Solvencia II: Qué es y cómo afecta a los consumidores

Publicado el 7/08/14 8:00

 

Solvencia II: Todo lo que Debes Saber 

La nueva Normativa sobre el Seguro de vida, el acceso a la actividad de seguro y de reaseguro y su ejercicio, conocida por el nombre de Solvencia II, persigue básicamente dotar al sector de los seguros y reaseguros de un marco normativo actualizado que permita a las compañías operar reduciendo los riesgos, aumentando su competitividad y mejorando los productos que ofrece a clientes y usuarios. 

Solvencia II se erige en torno a tres grandes pilares, que resumidamente se concretan en un refuerzo de la gestión, y en una apuesta por la auditoría y la transparencia. Estos tres puntales, que reciben el nombre de Pilar I, Pilar II y Pilar III centran su atención, respectivamente, en la cuantificación de riesgos, la cualificación y evaluación de los mismos, y la divulgación y transmisión de informaciones a los clientes y los entes reguladores 

Las ventajas de la Directiva Solvencia II se estiman de gran importancia para el sector de las compañías aseguradoras, que pese al esfuerzo y los recursos que deberán invertir para adaptarse a la nueva normativa, estaban muy necesitadas de un marco legal actualizado y detallado que regulara sus actividades y estableciese límites en los riesgos que asumen con su actividad. Sin embargo, entre los más beneficiados por Solvencia II se cuentan, por supuesto, los consumidores.

Los 3 pilares de solvencia 2

 

Directiva Solvencia II: Principales beneficios para el consumidor

La transparencia es hoy un valor en auge. Los ciudadanos reclaman una mayor transparencia a las administraciones, los entes públicos y los distintos organismos de control y gestión de lo común, una cuestión que ocupa un lugar destacado en la agenda política europea. Pero la exigencia de una mayor transparencia no está únicamente orientada hacia los organismos públicos, sino también, y cada vez más, hacia el sector privado y las corporaciones de toda índole.

Es en este contexto de demanda de más y mayor transparencia en el que Solvencia II se concibe, se gesta y se desarrolla, regulando uno de los sectores que actualmente cuenta con una mayor solvencia pero que, a la vez, asume también mayores riesgos: el de los seguros y reaseguros.

A mayor información, más y mejor competencia. Esto es lo que, en conclusión, podríamos sacar de las declaraciones que hace tan solo unos días realizaba para algunos medios de información el actual jefe de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social (dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público), el Sr. Óscar Vela.

Vela está convencido que cuanto más información reciba el mercado sobre las operaciones que llevan a cabo las aseguradoras, más claro tendrán los consumidores cuáles de ellas son mejores que las demás tanto en productos como en precios y servicios. Y precisamente esta competencia sana es lo que pretende estimular Solvencia II exigiendo más transparencia al sector.

Claro está que una mayor transparencia dejaría al descubierto operaciones demasiado arriesgadas, gestiones del riesgo ineficaces e incluso indeseables. Es por ello que Solvencia II también establece unos criterios muy claros en lo que a gestión del riesgo se refiere, imponiendo unos límites del juego al sector que redundarán en una prestación de servicios y un diseño de productos más fiables, competitivos y adecuados a las necesidades del consumidor.

En resumen, con Solvencia II las compañías aseguradoras ganarán en dinamismo, permitiendo una mayor y mejor protección al consumidor, que tendrá más garantías sobre los productos que contrate y le brindará la oportunidad de confiar en los seguros como un ámbito de inversión fiable, superando su consideración tradicional de productos de contratación, actualmente todavía muy extendida y generalizada.

Prepárese para Solvencia II Solicite su consultoría gratuita