La ecuación es clara: +memoria = +velocidad

Publicado el 30/08/21 13:04

La creciente "transformación digital" de miles de empresas requiere de una excepcional flexibilidad, resistencia y rendimiento a la hora de consolidar varias bases de datos SAP HANA en un solo servidor Power Systems, lo que multiplica la velocidad y flexibilidad y evita las complejidades de una instalación sobre otro hardware.

Lo ideal, de hecho, es que el hardware pueda virtualizarse hasta en ocho máquinas de producción virtuales que residen en un único Power System. Un número que incluso puede incrementarse para poder combinar instancias de HANA que no sean de producción y cargas de trabajo tradicionales en el mismo sistema. Esto ofrecerá adicionalmente una gran agilidad y variabilidad de los proyectos.

El resultado es una consolidación de la carga de trabajo muy eficiente, que requiere menos servidores y maximiza las tasas de utilización de los procesadores. Una capacidad que es objetivamente muy alta en los procesadores Power, lo que se traduce en ahorros muy significativos para las empresas.

Power presenta subprocesos múltiples simultáneos de ocho vías, frente a subprocesos múltiples de dos vías de otros procesadores básicos. Esto significa que puede procesar hasta cuatro veces más instrucciones, un factor decisivo para aumentar el rendimiento por núcleo del procesador.

También significa que la misma carga de trabajo se puede ejecutar en menos núcleos, lo que redunda en menores costes de licencia y menor consumo de energía para el centro de datos. Además, permite que una carga de trabajo pueda ejecutarse en un solo sistema, en lugar de en un clúster, evitando la complejidad y proliferación de estos clústeres.

Como base de datos en memoria, SAP HANA “devora” capacidad y la tecnología Power proporciona este recurso de forma abundante, hasta 64 TB, más que cualquier otro dispositivo actual. Esta memoria masiva favorece consolidar múltiples sistemas HANA y SAP en el mismo servidor físico.

sd-wan

A SAP HANA también le gusta el ancho de banda de memoria elevado, que Power proporciona a una velocidad de 230 GBps. IDC no compara métricas de rendimiento como el ancho de banda de la memoria, pero es bueno hacerlo, porque un mayor ancho de banda de memoria se traduce directamente en resultados más rápidos para el negocio. Power Systems también cuenta con una caché L2 y L3 muy grande y, de manera única, una caché L4.

Esta gran memoria caché aumenta aún más el rendimiento de HANA, ya que se puede acceder a los datos almacenados mucho más rápido que a los datos almacenados en la memoria. Una vez más, el beneficio para la empresa son múltiples y los resultados mucho más rápidos.