<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1500086133623123&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Cómo gestionar y proteger en tiempo real la información sensible de la compañía?

Publicado el 31/08/17 9:01

En todos los negocios y empresas de la actualidad es necesario tener la capacidad necesaria para garantizar la protección en tiempo real de la información más sensible de la compañía. La confidencialidad de la información interna es crucial para asegurar el buen rendimiento de las empresas y por ello es necesario que todas las entidades tengan en cuenta la importancia de disponer de profesionales cualificados y herramientas de calidad. 

DESCARGAR Guía: las 6 recomendaciones sobre Seguridad y IoT

Dentro de este contexto resulta muy recomendable utilizar soluciones IRM, de las que hablaremos a continuación a la vista de su gran importancia en el día a día de las empresas.

¿Qué aporta una solución IRM?

Si por algo negocios de todo el mundo están aportando cada vez más a sus plataformas de seguridad la adopción de soluciones IRM (siglas en inglés de Information rights management) es por su alta efectividad y lo necesarias que resultan. Con esta herramienta las empresas tienen capacidad completa para llevar a cabo un encriptado de la información hasta el último de los detalles y así impedir que personas externas al control de la empresa accedan a estos datos.

El soporte para la gestión de los accesos y la seguridad de la información es tan completo que queda constancia de que nunca se producirá un acceso indebido.

solución IRM

La forma de acceder a la información encriptada a través de la solución IRM es mediante un sencillo sistema de contraseñas que pueden dar el acceso necesario a los datos protegidos por parte de quienes estén al cargo de esta responsabilidad.

En todo este proceso la clave se encuentra en los derechos de acceso a cada archivo, algo que se puede editar y personalizar bajo múltiples factores. Los responsables del encriptado de archivos en una empresa tienen la oportunidad de proteger los documentos en base a determinados niveles de acceso, impidiendo por ejemplo que ciertos usuarios puedan modificar la información, realizar capturas de pantalla o incluso imprimir documentos.

Esto ayuda a mantener la privacidad del negocio y a que todo esté controlado de forma constante.

Para los profesionales al cargo del cifrado de información en la empresa también es muy útil poder delimitar los niveles de acceso sin conexión, así como la oportunidad de tener control de un listado de accesos en cada documento. Esta última ventaja facilita que los profesionales de la protección de información sensible puedan realizar una auditoría completa de todos los archivos, averiguando así si han sido consultados o editados e incluso pudiendo en ese momento revocar permisos si esto fuera necesario. La trazabilidad, por tanto, del documento, queda completamente cubierta.

¿Qué ganamos con una solución IRM?

El contexto de las empresas respecto a la adopción de este tipo de tecnologías es muy claro: les garantiza una mayor seguridad y una menor cantidad de incidentes a lamentar. Las soluciones IRM permiten que se evite cualquier tipo de fuga de la información corporativa. Como decíamos antes, también se evita que se puedan hacer copias de archivos que no tienen permiso para ello y esto evita situaciones de fraude o momentos en los que la empresa pueda sentir que un documento haya sido accedido por una persona ajena al negocio.

Incluso cuando el documento no está dentro de la red corporativa no queda desprotegido, sino que el control de los permisos y derechos de acceso sigue presente. Y en todo momento el uso de este tipo de soluciones permite que se cumpla el GDPR, quedando reflejados todos los datos de quienes hayan podido verlo, copiarlo o hasta reenviarlo.

En Logicalis llevamos tiempo trabajando con el fabricante Sealpath por la robustez y fiabilidad de sus soluciones IRM.

g