5 razones para apostar por el almacenamiento definido por software

Publicado el 2/11/17 12:25

 

El Almacenamiento definido por Software (SDS) se ha ganado el derecho a ocupar un lugar destacado en la mesa de discusión IT. Encarna la eterna promesa de un almacenamiento global, capaz de interactuar en diferentes plataformas. Flexible y dinámico, para cualquier tipología de dato y en todos los entornos posibles, su gran reto actual pasa por poner al servicio de las más modernas aplicaciones la ‘inteligencia’ que necesitan los negocios hoy en día. Por ello existen 5 razones que todas las empresas deben tener en cuenta para apostar por SDS:

1.-Cuestión de ROI. Las áreas IT, presionadas para encontrar respuesta a esta exigente y variada demanda, han encontrado en este modelo su mejor alternativa, ya que aporta valor real a sus tradicionales almacenes de datos y les ayuda a obtener mayor ROI. Y todo comienza con un replanteamiento general de la gestión de los recursos, en este caso los datos.

2.-Capacidad desbordada. Durante años, el crecimiento lineal en capacidad de almacenamiento se mostraba incapaz de seguir el ritmo de las necesidades de los clientes e incrementaba sus costes. Los presupuestos rompían por sus costuras, sin poder contener la mayor capacidad demandada y las múltiples aplicaciones que aspiraban a aportar valor a esos datos. Spectrum Scale cambia este paradigma para adaptarse a todas sus necesidades sin poner en peligro esos presupuestos.

3.-Complejidad Cloud. La simple expansión de esos recursos, con el apoyo del Cloud, no ha resuelto esta derivada. Aunque se trasladen recursos fuera de las instalaciones, luego deben intercambiarse con el resto de los almacenes, donde la organización guarda sus registros.

Las soluciones SDS llegan precisamente para rebajar el coste bruto por capacidad y ponen freno a este aumento de recursos, con un modelo de almacenamiento capaz de integrar todo tipo de archivos, datos y registros, aprovechando los aspectos positivos del Cloud (su coste y flexibilidad), sin introducir una administración complicada y poco transparente.

4.-Múltiples fuentes. SDS ofrece a las aplicaciones de análisis Big Data la posibilidad de integrar datos de movilidad y redes sociales. Proyectos e iniciativas relacionados con diferentes modelos de computación (en la nube, on premise, mixto) e, incluso, novedades como Internet de las Cosas que están disparando el consumo de datos masivos. Y el único aspecto que no crece (al menos lo suficiente) es el presupuesto.

Por eso, resulta aún más crucial liberarse de los límites que marca el almacenamiento tradicional y de su infraestructura dedicada, para abordar iniciativas de integración que permitan escalar con flexibilidad y al ritmo requerido.

5.-Gestión heterogénea. Esto exige una correcta gestión de sistemas de almacenamiento heterogéneos, silos y nubes que comparten datos y que duplican los pools de almacenamiento en diferentes ubicaciones geográficas, lo que incluso puede obligar a gestionar derechos sobre estos datos con mayor complejidad y costes.

En definitiva, las organizaciones deben alejarse de la forma en la que tradicionalmente "hacían" almacenamiento y abordar esta nueva etapa con una mirada más amplia, en cuanto a la forma de organizar y gestionar sus recursos.

SDS les abre la oportunidad de definir al detalle la infraestructura que precisan en cada momento, equiparla y completarla en función de sus necesidades concretas y sin limitaciones en cuanto a escalabilidad o costes. Estos pueden ahora repartirse entre recursos internos o Cloud en sus tres versiones disponibles: pública, privada o híbrida.

5 razones para apostar por el almacenamiento definido por software

Más información sobre Spectrum Protect Plus