Abrazar los datos para competir mejor

Publicado el 22/10/20 15:17

Si algo puede sintetizar la principal necesidad tecnológica actual es lo que IDC denomina Tercera Plataforma: las tecnologías de Big Data, Cloud, móvil y redes sociales. En el último medio siglo, las empresas más poderosas del mundo han reducido su longevidad de 60 a 18 años. Lo habitual, rango medio, es apenas llegar a la mayoría de edad. ¿Qué otro rasgo tendrían en común las empresas actuales? Que se están transformando para aprovechar al enorme volumen de datos de que disponen.

datos

En los últimos diez años, este activo se ha multiplicado exponencialmente, a rebufo de los móviles inteligentes y las redes sociales. Imagen, vídeo, sensores o cámaras digitales de todo tipo, clips de audio, correos electrónicos… Se ha disparado el caudal de información que circula por las organizaciones.

La respuesta inmediata ha sido la nube. Si es por capacidad, nada con un potencial tan ilimitado. Eso sí, han surgido nubes públicas, privadas, híbridas, dentro y fuera de las instalaciones, con datos estructurados o no, y procedentes de todo tipo de dispositivos.

IDC estima que en 2025 estaremos manejando en torno a 163ZB de datos, casi 6 veces más que ahora. Esta cifra es muy relevante, en todos los órdenes de magnitud, y afecta a las infraestructuras, el software, la seguridad y hasta al espacio físico de los data centers. Siguiendo estas progresiones, en 2021 serán necesarios 422EB de capacidad, más madera, con un ritmo de aumento anual del 30%.

¿Cuál es el camino?

El único que parece transitable es el de las infraestructuras híbridas, basadas en Cloud, pero con la gestión y seguridad que exige el criterio corporativo: el de la escalabilidad de la nube con protección. Es donde aparece la tecnología de almacenamiento en infraestructuras híbridas, que permite escalar en Cloud con la gestión y protección del dato propia de entornos virtualizados.

Ya lo apunta IDC: las organizaciones planean estrategias de almacenamiento híbrido multinube, manejadas por sistemas de gestión de datos sólidos que potencien la agilidad de los negocios. En pocas palabras, más ROI y más rápido. Y esto no es posible sin las herramientas adecuadas.

Descarga nuestro Datasheet

 

Soluciones que aprovechen los metadatos (clasificación, etiquetado e indexación) para facilitar su búsqueda, localización, recuperación y análisis. Pero que, además, respondan a las cuestiones clave en tres áreas importantes: gobernanza, capacidad y analítica.

¿Quién puede acceder a los datos, a cuáles y en qué condiciones? ¿Dónde los alojamos, con qué criterios y en qué circunstancias? Y, ¿para qué aplicaciones o de qué forma estarán accesibles, en función de las diversas tipologías de los datos?

En resumen, tipo de datos, estructura, organización, vía de acceso, capacidad necesaria y forma de gestionarlo todo con eficacia. Lo que para un CIO o responsable de negocios puede reducirse a una pregunta clave: ¿Cómo exploto la ingente cantidad de datos de mi negocio para competir mejor?