Respuesta eficaz de los sistemas al futuro más exigente

Publicado el 21/05/19 16:20

Vivimos en un entorno comercial de enorme tensión competitiva donde resulta necesario obtener el máximo partido de los recursos IT disponibles. El enorme volumen de datos que es necesario gestionar y su creciente variedad y tipología obliga a replantearse si los recursos disponibles resultan tan eficientes y dinámicos, ahora que su rendimiento debe escalar en varios órdenes de magnitud. Ha llegado el momento de que los entornos de más alto rendimiento den un nuevo salto para abordar los retos actuales y futuros más exigentes.

Parece obvio que una organización global que maneja billones de operaciones, transacciones, búsquedas de información y petabytes de datos debe buscar un nuevo entramado tecnológico que, por un lado, abra la puerta a las más modernas técnicas de análisis y Big Data, a la vez que realiza una administración más inteligente de sus recursos, con el objetivo final de extraer conclusiones rápidas y eficaces para su negocio.

IBM Spectrum Computing da respuesta a este enorme desafío y constituye la alternativa más completa y práctica para los responsables de administrar estas infraestructuras IT, hoy sometidas a una presión altísima, por las exponenciales cifras que manejan, en cuanto a cargas de trabajo y al uso intensivo que se hace de los datos.

Esta solución de SDI (que responden a las siglas de Infraestructura Definida por Software), constituye la alternativa más inteligente, eficiente y práctica para que las más grandes organizaciones den un enorme salto de productividad a partir de los recursos que ya mantienen y afronten los retos competitivos de hoy y del mañana.

En especial, en cuanto al manejo de millones de transacciones y al colosal volumen de información que se desprende de todas ellas, un número de operaciones que, a su vez, proporciona millones de datos. En pocas palabras, capaz de construir una infraestructura IT, fiable y dinámica, que responde a las más grandes cargas de trabajo, y a toda velocidad. Hasta el punto de multiplicar las cargas de trabajo 150 veces, en el mismo tiempo de ejecución. Y, además, reduciendo los costes y complejidad de la tradicional administración de recursos tecnológicos.

Pero sus ventajas son aún mayores si la organización dispone de un gran entorno clásico de IT, ya que con esta tecnología SDI es posible compartir infraestructuras y dejar atrás los cuellos de botella de las cargas de trabajo, tanto de las intensivas en cómputo como de las intensivas en datos, y permite incorporar nuevas técnicas de análisis, recolección y simulación de grandes conjuntos de datos, generados y retenidos en cada etapa de su análisis, desde su entrada, preparación y simulación, hasta que se visualizan e interpretan.

Cualquier gran organización, independientemente de su sector de actividad, puede extraer ahora el máximo valor de sus datos, de forma rápida, escalable y rentable, aprovechando al máximo su infraestructura actual. Además, con la tecnología definida por software de IBM, en el futuro próximo, y a medida que recopilemos, procesemos y almacenemos conjuntos de datos más grandes, de nuevas fuentes (sensores, instrumentación, archivos de registro…), será necesario abordar retos más exigentes que solo la infraestructura definida por software puede resolver.

Pero, cómo evolucionar su organización para llegar a este punto. La respuesta es simple, con una infraestructura definida por software, común y compartida, que integre todas sus plataformas de hardware y software, tanto locales, como en la nube pública, privada o híbrida.

La_respuestaeficaz_IBM_Logicalis