Ver para analizar, analizar para decidir.

Publicado el 23/07/19 13:43

Si hoy en día las empresas pueden emplear tecnologías de reconocimiento visual para desarrollar aplicaciones de negocio, se debe a las extraordinarias capacidades que ofrece la computación de alto rendimiento (HPC, por sus siglas en inglés)

Básicamente, estas tecnologías de reconocimiento visual permiten analizar cualquier tipo de imagen, bien se haya captado con una cámara o haya sido generada por ordenador, para `comprenderla´ o identificarla cotejando en un instante lo que ésta recoge con una base de datos donde se almacenan tipos de imágenes similares debidamente registradas y catalogadas.

Como decíamos, esta capacidad tecnológica, posible gracias a la computación de alto rendimiento y la IA, ya se está utilizando para crear aplicaciones nuevas de gran utilidad en multitud de sectores económicos. Su desarrollo, aún incipiente, se espera que se consolide cuando, gracias a la velocidad y alta conectividad que ofrecerán las redes 5G, la cantidad de dispositivos y objetos interconectados entre sí se multiplique, y con ello las fuentes de las que poder extraer datos que transformar en valor.

Ver para analizar, analizar para decidir

Reconocimiento visual y evaluación de siniestros

Un ejemplo de todo lo expuesto se puede encontrar en la herramienta que está diseñando IBM para aplicar las tecnologías de reconocimiento visual en el sector asegurador. Gracias a ella, las aseguradoras podrán utilizar un avión no tripulado o un dron para inspeccionar una propiedad desde las alturas, conseguir imágenes ésta tras un incidente que la haya podido deteriorar, y cotejarlas con modelizaciones en 3D elaboradas con anterioridad y almacenadas en una base de datos. De este modo, la aseguradora podrá evaluar, de forma rápida, segura y con una exactitud milimétrica, los daños que haya sufrido la propiedad, disponiendo además en tiempo real de una estimación del dinero que debería invertirse en su reparación.

Como decíamos al comienzo de este artículo, diseñar este tipo de herramientas de reconocimiento visual y hacerlas funcionar con rapidez para que resulten eficientes y rentables, requiere disponer de sistemas de computación muy potentes, capaces de procesar grandes cantidades de datos en poco tiempo. IBM cuenta para ello con la plataforma Power Solutions, que acelera los cálculos, agiliza las cargas de trabajo y facilita las tareas de uso intensivo de datos, capacidades que hacen posible llevar a cabo proyectos como el descrito, que basados en la analítica y aprendizaje cognitivos llevan el potencial del Big Data y la Inteligencia Artificial a su máximo nivel

Gracias a Power Solutions de IBM aplicar la Inteligencia Artificial (IA) al mundo de los negocios es más fácil, así como utilizar los datos para generar modelos predictivos basados en información de calidad que ayuden a tomar las mejores decisiones, tanto operativas como estratégicas, e impulsar la innovación, la productividad y la satisfacción de los clientes.