El consultor big data responde tus dudas sobre analytics y Transformación Digital

Publicado el 20/07/16 8:00

Un consultor big data puede responder a muchas de las preguntas para las que la inteligencia empresarial no encuentra respuesta. Su perspectiva experta, su posición exenta y su particular enfoque ante cada situación enriquecen la toma de decisiones de negocio.

consultor_big_data.jpg

Créditos fotográficos: istock NorthernStock

Su aportación se vuelve aún más relevante cuando tiene que ver con temas de analytics, cuando la organización está inmersa en su Transformación Digital y en esos momentos en que un paso en falso puede echar por tierra los esfuerzos de los últimos meses.

 

Descarga la Guía sobre Social Media Analytics e inteligencia de cliente

 

La respuesta del consultor big data a preguntas sobre la digitalización del negocio

  1. Cómo sobrevivir a las presiones en cuanto a precio y nivel de servicio: las tecnologías digitales han aumentado la transparencia poniendo a los consumidores en sus manos la herramienta de comparación perfecta. Características, precio, rendimiento, nivel de servicio... todo puede ser evaluado y contrastado con la oferta de la competencia en cuestión de pocos segundos y aún menos clics. El consultor big data puede evitar que cunda el pánico y proponer nuevas soluciones como la simplificación de productos, el aumento de ofertas o tácticas como el dynamic pricing.
  2. De qué forma se puede luchar contra los nuevos competidores que llegan de todas partes: mediante el desarrollo de capacidades analíticas en la organización, más allá de la inteligencia empresarial que, si bien sigue resultando imprescindible, debe complementarse con nuevos recursos apoyados por los avances tecnológicos para poder plantearse la innovación.
  3. Qué métodos aplicar para impulsar la adaptación de IT al nuevo escenario: IT debe conseguir mejorar su sincronización con el área de negocio y, para poder dar el paso de forma efectiva, dentro de la estrategia de Transformación Digital hay que priorizar la contratación de perfiles más sofisticados, como el del científico de datos. A diferencia del analista big data o el ingeniero de sistemas, la función de este profesional tan cotizado no es exclusivamente técnica sino que destaca por su conocimiento estratégico de las cuestiones de empresa y las circunstancias de mercado. Incorporar este perfil al área de IT facilitará una mayor coherencia en las iniciativas que se lleven a cabo y asegurará que esta visión más completa guía los procesos, para dar mejores resultados.
  4. Cuál debe ser la nueva estrategia a seguir: la función del social media analytics se transforma a ojos del consultor big data, para tomar una dirección añadida. Ya no sólo interesan los datos de redes sociales acerca de los clientes, sino que también deben comenzar a utilizarse los proveniente de los empleados, de forma que, en base al conocimiento que permiten, sea posible mejorar su motivación y diseñar nuevas políticas, mejor alineadas con las necesidades y deseos de cada integrante de la organización.
  5. Cómo abordar la omnicanalidad: dar el paso de multicanal a omnicanal requiere de integración, sincronización y coordinación. Hay que poner un motor de ingeniería alemana a los procesos de la empresa y presumir de una gestión impecable. El esfuerzo no es en vano ya que los resultados de una experiencia de cliente sin fisuras no tardan en hacerse evidentes.

 

El apoyo del consultor big data en el desarrollo de capacidades analíticas de la empresa

La contribución que la preparación y experiencia del consultor big data hace al negocio puede resumirse en cinco puntos. Se trata los siguientes:

  1. Ayudar a hacer la correcta elección tecnológica: para que el negocio encuentre una solución escalable que le ayude a gestionar las cargas de trabajo siempre cambiantes y crecientes. Además el consultor big data puede explicar por qué es importante contar con una plataforma ágil, dinámica, y flexible, para la que el acceso o la disponibilidad nunca supongan un problema ni limiten a los usuarios de negocio.
  2. Reforzar la relevancia de la búsqueda de valor en el reporting: y apoyarles en la creación de procesos más inteligentes, mejor informados y siempre actualizados. Porque así los informes reflejarán la realidad y lo harán de manera sencilla y clara, promoviendo la transparencia y permitiendo una interacción más ágil gracias a los soportes visuales que optimizan la interpretación de los contenidos.
  3. Lograr que el análisis esté orientado a la acción: para ganar en velocidad y poder actuar con inmediatez ante cualquier evento. Así, de los datos extraídos del análisis se derivarán acciones tangibles y acertadas a todos los niveles de la organización que, al quedar minimizadas las latencias, aumentarán de precisión en sus efectos. El consultor big data ayudará a la gerencia a entender que el dinamismo de la fuerza de trabajo depende de disponer de información de calidad y en tiempo real.
  4. Descubrir las oportunidades de la Transformación Digital: y, en vez de afrontarla con dudas o miedo, lanzarse al cambio con la seguridad de obtener los frutos deseados. Riesgos sí, pero siempre medidos gracias a la combinación de tecnología, talento, conocimiento y experiencia.
  5. No retrasar el despliegue de la revolución tecnológica del negocio: porque si algo funciona hay que exportarlo, igual que las mejores prácticas. Aquí, el consultor big data podrá ayudar al negocio a determinar cuáles son las áreas donde es prioritario actuar y cuáles pueden replantearse más adelante. También contribuirá a asegurar que los datos, el catalizador principal del viaje digital, se encuentran en condiciones óptimas para poner a la organización en la pista del hallazgo y la oportunidad. Y, por último, logrará que este nivel alcanzado no se quede sólo en el interior de la organización sino que se proyecte hacia fuera, para que clientes y proveedores queden envueltos por las notas del cambio, que se harán patentes en una experiencia mejorada y única, en el caso de los consumidores y un fortalecimiento de la relación y una mayor alineación real con los proveedores.

 

Social media analytics