El CIO poliédrico y su dilema estratégico

Publicado el 6/02/20 8:00

Los avatares tecnológicos del día a día ya no ocupan todo el tiempo del CIO actual. Cada vez más, la vertiente más técnica deja paso a una visión más estratégica del negocio y del valor esencial de las TI para el futuro de las compañías.

Image of thoughtful businesswoman with business sketch at background

Esta realidad demanda un nuevo CIO, al que algunos ya definen como poliédrico, que deberá atender muchas más responsabilidades, y no todas de corte técnico sino más bien estratégico. De hecho, ya se estima que el responsable de TI actual apenas ocupa un tercio de su tiempo a las tareas clásicas del extinto director de sistemas.

Como queda de manifiesto en el último informe 2019 de la Encuesta Global a CIOs de Logicalis, el rol del CIO es ahora más ejecutivo y debe subordinarse al éxito de su empresa. En porcentaje, hasta un 43% de su labor esta medida en función de su contribución al crecimiento de los ingresos, cuando hace un año era de un 35%.

Esto prueba que, en los últimos 12 meses, el 61% de los CIO ha dedicado más tiempo a la planificación estratégica y un 74% de ellos se ha centrado en mejorar la experiencia del cliente. Incluso, la mitad de los responsables de TI actuales considera que su rendimiento se mide en función de las innovaciones que aportan a nivel de servicio.

Por el contrario, la reducción de costes que se le reclamaba en el pasado como prioridad, hoy solo se menciona en el 55% de los casos, un nivel aún alto pero que está descendiendo año a año. Ello indica que aunque el rol estratégico de esta función se acentúa cada vez más, no excluye otros aspectos de su responsabilidad diaria que siguen siendo muy relevantes; en especial, los mencionados costes, pero también todo lo relacionado con la ciberseguridad, el gobierno corporativo, la continuidad del negocio y los proyectos a gran escala.

Descargar Informe CIOs Survey 2020 de Logicalis

En concreto, la seguridad y el cumplimiento normativo han ganado mucho protagonismo  recientemente, tras la entrada en vigor de varias legislaciones internacionales, como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea, la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA) y otras normas similares en diferentes partes del mundo.

Como consecuencia de esto, el 48% de los encuestados por Logicalis reconoce que sus tareas relativas a seguridad y gobierno de los datos han aumentado en el último año y, de media, un CIO destina hoy un sustancial 25% de su tiempo a tareas de información y cumplimiento en materia de seguridad.

El hecho de que la disponibilidad de los sistemas sea un elemento crucial para las organizaciones actuales y una medida del éxito corporativo, para más de la mitad de los CIOs consultados (54%), contrasta con la mencionada faceta estratégica que cada vez se le exige más.

Esto plantea un claro dilema al nuevo CIO que debe priorizar su atención y esfuerzo, por un lado, para ganar protagonismo estratégico y, por otro, para no desatender un criterio también fundamental, su capacidad de innovación. Otra vez, el CIO multitarea o poliédrico que encarne una simbiosis perfecta entre el funcionamiento correcto de los sistemas TI y la visión estratégica de los objetivos del negocio.

Es decir, cada vez más alejado de tareas ejecutivas, tecnológicas y del día a día, como cercano a decisiones de calado, relacionadas más con la eficiencia operativa, la innovación y la mejora de la experiencia del cliente.

Para abordar esta eficiencia operativa, las nuevas tecnologías de inteligencia artificial y automatización de procesos robóticos resultarán fundamentales, al igual que las decisiones que tengan que ver con los sistemas heredados y los nuevos procesos de negocio que requiere la actualidad de la empresa.

Dado que casi la mitad de los encuestados (47%) menciona el aumento de los ingresos y el crecimiento del negocio como su prioridad para los próximos 12 meses, está claro que muchos CIOs se enfrentan a un dilema de gestión ¿potenciar sus tecnologías con nuevas inversiones o reducir primero sus gastos estructurales para abordar después proyectos más estratégicos?  

Es decir, decisiones de negocio, más que puramente tecnológicas.

Descargue el informe completo de la Global CIO Survey 2019

CIO Part 1 CTA-1