<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1500086133623123&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Plataforma Cloud data warehouse: 5 beneficios

Publicado el 13/03/17 8:00

Además de la ventaja en costes, que es el motivo que impulsa a muchas organizaciones a tomar la decisión de trasladar su data warehouse al entorno cloud, el disponer de una plataforma de este tipo en la nube es una importante fuente de beneficios para el negocio. Los más importantes tienen que ver con el impulso a sus capacidades analíticas.

 

DATA WAREHOUSE

Créditos fotográficos: JackyLeung

Ventajas de un cloud data warehouse

Los data warehouse donde se conservan todos los datos heredados implican costes de mantenimiento cada vez más elevados. Los CIO y CDO se ven sometidos a importantes presiones, en relación con la rentabilidad de los almacenes de datos de legado. Al mismo tiempo, estos profesionales no dejan de buscar la manera de optimizar las capacidades analíticas de la organización. Quieren encontrar el modo más adecuado de ir más allá de los simples informes operativos para obtener ventaja competitiva derivada de un acceso más democratizado a la inteligencia de negocio.Descarga la Guía sobre Gobierno de Datos en España

En algunas empresas, la solución ha pasado por la introducción de cambios arquitectónicos, en otras ha empezado por la construcción de aplicaciones analíticas, pero, en todo caso, el planteamiento de un data warehouse en el cloud resulta atractivo por la agilidad que supone.

Se trata de una de sus ventajas más importantes, además de otras como:

1. Ahorro: las estructura modulares de este entorno han ido reduciendo su nivel de precios hasta convertirse en una opción muy asequible para cualquier tipo de negocio. La inversión inicial necesaria para disponer de un cloud data warehouse es mucho menor que la que se precisa para un almacén de datos tradicional. Además, llevar a cabo el despliegue en la nube permite liberar recursos que, de otro modo, se habrían tenido que destinar a labores de gestión del data warehouse. No obstante, el ahorro que se obtenga dependerá del nivel de servicio ofrecido por el proveedor de la nube y de la tolerancia al riesgo de la organización (no todas están dispuestas a ceder el mismo control al cloud). Esos recursos que han quedado liberados gracias a la decisión de cambiar de entorno pueden aumentar la proporción de ahorro si saben emplearse en tareas productivas.

2. Velocidad: el almacenamiento de datos en la nube puede permitir a las organizaciones de usuarios poner rápidamente en marcha los sistemas, lo que le confiere un mayor nivel de agilidad a su trabajo. Esta disponibilidad e inmediatez se traduce en una productividad más alta, que puede ayudar a la organización a terminar de marcar la diferencia con los principales competidores.

3. Escalabilidad: los servicios en la nube también pueden ampliarse o reducirse fácilmente, a medida que cambian los datos y las necesidades empresariales. La opción cloud resulta muy interesante, sobre todo, si se tiene en cuenta que, al ritmo de mercado actual, es complicado hacer determinadas predicciones. En algunas industrias, conocer lo que sucederá en los próximos doce meses es una incógnita y, para mantener el control, siempre conviene que la infraestructura tenga la capacidad de adaptarse de forma tan fácil a las circunstancias, como el data warehouse en el cloud puede hacer.

4. Análisis: el almacenamiento de datos en la nube puede ser el medio idóneo para fusionar el mundo de los datos estructurados de los almacenes de datos locales existentes con estas nuevas fuentes de big data, cuya información va a parar al data warehouse en el cloud. De esta manera, las empresas pueden alcanzar un nivel de conocimiento que, de otra forma, no hubiese sido posible obtener.

 

 

No hace falta elegir: es posible mantener un data warehouse en cloud y otro on premise

La decisión de optar por un data warehouse en la nube, un almacén de datos on premise tradicional o uno híbrido está a la orden del día. La elección parece complicarse si, además de estas posibilidades, se valora la incorporación de un data lake a la arquitectura de datos de la organización. Sin embargo, lo cierto es que no hace falta elegir, se puede tener todo.

Es posible destinar un cloud data warehouse al almacenamiento de ciertos tipos de información y al trabajo con determinados programas y aplicaciones y mantener un almacén exclusivamente on premise, dedicado a otros datos. No obstante, antes de decidirse por la alternativa más conveniente para el negocio, hay que tener en cuenta que:

-          Los procesos fundamentales de gestión de datos (integración de datos, calidad de los datos, gestión de datos, administración de datos maestros) aún deben aplicarse a la información almacenada en la nube. La inmediatez del cloud no resuelve algunas necesidades de tratamiento de la información que, por otra parte, pueden llegar a plantear un coste extra si no se tienen en cuenta en el plan inicial.

-          La migración de determinados activos informacionales a un almacén de datos en la nube puede requerir de más tiempo de lo esperado, en especial, si se precisa combinar algunas de las transformaciones más complejas contenidas en almacenes de datos heredados con fuentes de datos más recientes, antes de proceder a su traslado definitivo al cloud.

-          Las necesidades analíticas deben ser consideradas antes de determinar qué tipo de arquitectura responderá mejor a las demandas del negocio. Se trata de beneficiar a tantos departamentos como sea posible dentro de la empresa, sin sobrecargar demasiado la TI, y asegurando que el auto-servicio a los usuarios finales no deja de ser una realidad.

Experimentar los beneficios de un data warehouse en la nube gratis es posible, con la solución IBM dashDB, que es como se conoce a un avanzado servicio de analytics, reporting y BI en el cloud que ofrece este proveedor y que permite probar sin coste alguno tan sólo cumplimentando este formulario.

Gobierno de datos en España: Claves para la gestión de datos